sábado, febrero 05, 2011

Una mañana... un pueblo (1º parte)

Para muchos lo normal casi nunca es suficiente. Para otros, en algunos lugares, el verdadero sentido, lo apreciable, casi el tesoro, es la cotidianeidad: el levantarse y caminar, sentir el gusto del desayuno preferido (hoy otra vez), lavar la vereda, leer un libro, charlar con un paisano (en la acepción paisano como coterráneo, no cualquiera), un amigo... (Pueblo Nuevo, Jáuregui, Buenos Aires)

                  

4 comentarios:

Fernando Santos (Chana) dijo...

Belas fotos retratando a Amizade...Espectacular.....
Um abraço

Laura Rivera dijo...

La belleza de lo simple y grato de algunos momentos.
Un abrazo, paisano

Juan MDL dijo...

Gracias por la visita, espero que les hayan disfrutado del café.

Un saludo afectuoso a ambos
Juan

toxica dijo...

http://nahiiu.blogspot.com/ pasate!