domingo, agosto 24, 2008

Ensayo de Orquesta


Siempre me fascinó la abstracta materialidad de la música... en cierta oportunidad presencié un ensayo y me sentí sumergido en su extraño mundo, dónde todos hablaban un idioma distinto al mío, pero de a poco fuí descubriendo, que lo que allí surgía se iba metiendo en mis emociones y me hacía partícipe, de algún modo, de su magia...


2 comentarios:

Raquel Blanco dijo...

Me encnatan las partituras!!
queda muy bien en las fotos

saludos

Javi dijo...

Están hermosas, verdaderamente.
Y aunque la música y la fotografía sean lenguajes distintos, queda claro que en algún punto se los puede hacer encontrarse.