jueves, julio 10, 2008

Mariela, pelo corto


De pronto una tarde llega con el pelo cortito, me pareció rarísima... de a poco, quizás porque es mi nena, me empezó a gustar...

6 comentarios:

Vivian dijo...

Hola Juan!
¡Hay que tener esa carita para hacerse ese corte!...¡No es que seas el padre, se ve hermosa!
Imagino cuando la viste entrar, jajaja. Quédate tranquilo, y déjala que aproveche que ahora es linda y joven; ya tendrá tiempo para la "melenita de señora adulta".
Besos.

Bohemia dijo...

A veces los cambios en nuestro aspecto van unidos a cambios interiores, necesitamos una renovación completa...Nuncalo llevé tan cortito, pero debe ser de lo más comodo y práctico. Está linda así, luce mucho sus facciones.

BSS

cuentosbrujos dijo...

un retrato bonito, me parecio muy tierna la imagen
saludos brujos

Jan Puerta dijo...

Un excelente trabajo el que he podido ver en vuestro blog.
Un abrazo

Ada.. dijo...

yo sí lo hice a los 17, un día, se puede decir que casí obligue a mi padre mientras les cortaba el pelo a mis hermanos, cuando mi madre no estaba, me corté a tijera todo el pelo a trasquilones muy cortos, para que no hubiera otra forma de arreglar que igualar el estropicio.... por que al principio me negué! me imagino que tu cara tuvo que parecerse a la d emi madre cuando regresó, porque la de mi padre, el pobre... ay!
curiosamente no guardo ninguna foto de aquella época, pero de haberla tenido habría dado algo porque fuera como esa! que foto más hermosa!
besos!

ricardo emilio bianco dijo...

Mi hija más chica se rapó igual.
Y el resultado fue tan bueno como el de la tuya.
Muy lindas fotos, me gustan